Envíanos tus sugerencias

Anterior     Siguiente

Acoso escolar

El Govern ha creado muchos observatorios y de tanto observar ayer apareció un resultado: un experto dice que, según una encuesta, el 5,5 por ciento de los jóvenes de Baleares en edad de estudiar la Secundaria sufre acoso escolar.

El experto añade que no está satisfecho con lo que dice la encuesta porque un solo caso sería suficiente como para que la sociedad reaccionara de forma tremenda. Pero creo que no es para tanto. Hay acosos y acosos.

Si por este término entendemos persecuciones con saña o con violencia, constantes y metódicas, entonces hay que actuar y hay que proteger a las víctimas.

Si por acoso hablamos de la burla esporádica, de la discriminación y algún que otro caso de ridiculización del prójimo, entonces estamos hablando de la vida misma.

El ser humano, desde siempre, ha sido bastante duro con los demás. La convivencia exige respetar a los demás -como parece que es el lema de nuestra sociedad actual- pero también exige ser capaz de aguantar a los demás -como parece que nadie quiere entender-. Sobreproteger a los chicos para que no sufran jamás es antinatural, es artificial, es ocultarles que en la vida hay que saber aguantar y sobreponerse a cierto grado de agresiones ajenas.

Alguno de nuestros males en la formación de la juventud viene de no exigirles ninguna responsabilidad, de protegerlos para que no se enteren de la vida, de las dificultades, de las adversidades. Sólo les recordamos que tienen derechos, pero nunca obligaciones.

Efectivamente, hemos de evitar las discriminaciones , pero da la impresión de que algunos quieren crear un mundo sin agresiones. Cuando una persona escoge a otra como amigo, discrimina; cuando uno elige con quién ir al cine, discrimina; cuando uno nombra a alguien, discrimina a otros. Es obvio. Y esa discriminación es una forma de acoso, porque es subjetiva, arbitraria, inevitable, repetitiva, constante. (Sin ir más lejos, servidor tiene una foto en este mismo digital sobre la que tengo la sospecha que más de uno ha sido cruel. Se trata, pues, de un caso de acoso para el que un día harán un observatorio.)

Anterior     Siguiente

Defensor do Profesor

¡¡ Chámanos !!

Tfno: 608 404 555

O defensor na TVG
Para reproducir este vídeo necesitas la última versión de Macromedia Flash Player. Es gratis. Descárgala.